Los tonos tierra junto con las gamas de dorados y naranjas formarán parte de nuestro fondo de armario este verano. Combinaremos  vestidos fluidos y de estilo bohemio con sandalias trenzadas y con adornos naturales.